top of page

Biometría: la respuesta a la creciente amenaza de seguridad en el mundo digital


A medida que el mundo se vuelve más interconectado a través del Internet de las cosas (IoT), surge la necesidad urgente de proteger los dispositivos y la información de posibles ataques informáticos en el futuro. Se podría decir que la tecnología biométrica representa el futuro de los sistemas de seguridad electrónicos, y cada vez más empresas y negocios se están dando cuenta de ello.


La biometría consiste en el uso de características físicas o conductuales únicas de las personas, como las huellas dactilares, el iris, la voz o el rostro, para verificar su identidad y autorizar su acceso a determinados servicios o espacios. Esta forma de autenticación ofrece varias ventajas frente a los métodos tradicionales basados en contraseñas o tarjetas:


- Es más fuerte y responsable, ya que reduce el riesgo de suplantación, robo o pérdida de credenciales.

- Es más fácil de operar, ya que no requiere recordar ni introducir claves complejas o llevar dispositivos adicionales.

- Es más fiable y a prueba de hackers, ya que los rasgos biométricos son difíciles de falsificar o replicar.

- Es más rápida y eficiente, ya que permite obtener resultados en cuestión de segundos sin demoras ni colas.

- Es más sofisticada y moderna, ya que transmite una imagen de innovación y seguridad a los usuarios y clientes.


Sin embargo, la biometría también plantea algunos desafíos y riesgos que deben tenerse en cuenta antes de implementarla. Al tratarse de datos personales muy sensibles, muchas personas aún no se sienten cómodas compartiendo sus huellas dactilares o sometiéndose a escaneos faciales, pero realmente los equipos no almacenan esta información, y si lo hacen, existen protocolos internacionales que exigen a los fabricantes reportarlos.


Algunos de los inconvenientes más comunes son:


- En casos extremadamente raros, los dispositivos biométricos pueden dar falsos positivos.

- En caso de que el escáner biométrico no sea de buena calidad, la autenticación puede no ser tan rápida ni precisa como se espera.

- El tipo de solución biométrica debe adaptarse al sector y al tamaño del negocio, ya que no todas las opciones son igualmente válidas ni rentables para todas las situaciones.

- Los datos biométricos deben almacenarse y procesarse con las máximas garantías de seguridad y privacidad, cumpliendo con la normativa vigente y respetando los derechos de los usuarios.


Todo avance tecnológico pasa por sus propios desafíos antes de perfeccionarse, por lo que es de esperar que los biométricos sean el estándar del futuro debido a su costo relativamente accesible y al amplio retorno de inversión que ofrecen respecto a seguridad, eficiencia y otras soluciones como la automatización del Control de Asistencia del personal.


Si estas evaluando una solución biométrica para tu empresa o institución, cuéntanos tu caso. Estamos para servirte

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page